Labora organiza una serie de talleres destinados a un público muy diverso orientados a preservar los oficios artesanos tradicionales.

Las instalaciones medievales en las que se aloja el taller de fabricación de papel datan del siglo XIV. Tras la disolución de la Unión Soviética, el edificio fue donado a la iglesia de San Olaf y ha sido utilizado por la iglesia greco-católica ucraniana desde 1996.

El edificio es también la sede del Centro Cultural de Ucrania, la Escuela Labora de Artes Monásticas y los talleres de Tallinna Paber.

La finalidad del complejo, situado en la calle Laboratooriumi, es conservar la artesanía tradicional.

Los talleres de Labora están dirigidos por artesanos que poseen un vasto conocimiento de las técnicas de fabricación de papel del Medievo, además de calígrafos y artistas.

Labora es el único taller de fabricación de papel en funcionamiento de la región báltica que brinda la posibilidad de producir papel hecho a mano de alta calidad.

Estas son las principales actividades que se llevan a cabo:

fabricación a mano de papel, tipografía con imprentas y métodos tradicionales, caligrafía, diseño gráfico, visitas, talleres de tipografía y caligrafía, y fabricación de libros hechos a mano.